¿Cuáles son los requisitos del seguro de impago de alquiler?

Los propietarios de vivienda deben conocer todo sobre la cobertura y requisito seguro impago alquiler para contar con las ventajas de sus planes preventivos que permiten asegurarse en caso de no recibir el pago de las cuotas por la renta mensual de alquiler.

¿Alquilas un inmueble? Dí adiós a las rentas impagadas y protege tus cobros de arrendamiento desde sólo 49,90€ al año

[wpforms id=”6867″ title=”false”]

requisitos seguro impago alquiler

La primera condición para alquilar una vivienda es contar con un estudio de la solvencia económica del futuro inquilino y el interesado en el contrato de alquiler de igual forma, debe cumplir con todos los requisitos previstos para contratar un seguro de impago de alquiler.

Las empresas aseguradoras solicitan que el propietario se cerciore de que el inquilino cuente con solvencia económica, ya que es la manera de comprobar que puede responsabilizarse del pago de las rentas que está solicitando contraer con el propietario.

 

No tener deudas pendientes

El inquilino debe estar en la capacidad de demostrarle al propietario de la vivienda en alquiler que no está en ninguna de las listas de morosidad como Asnef, RAI o cualquiera de ese tipo de listado de morosos. Pero, no se toman en cuenta en ese caso pequeños impagos que el inquilino tenga con terceros.

Tener solvencia económica

El inquilino debe contar con solvencia económica y la forma de comprobarlo es que sus ingresos anuales superen en un 45% el importe total del alquiler de un año y al presentar constancia de sus últimas nóminas antes de firmar el contrato de alquiler, ya que son solicitadas para conocer con exactitud cuáles son los ingresos reales del posible inquilino y que puede hacer frente al contrato.

READ  ¿Cómo alquilar una vivienda sin agencia inmobiliaria?

Contar con un contrato laboral

La solvencia económica de un inquilino está directamente relacionada con que cuente con un contrato laboral y que el mismo cuente con una duración superior a un año.

Sin embargo, en algunas oportunidades se toma en cuenta la vida laboral del inquilino para comprobar su trayectoria profesional, en caso de que su contrato laboral sea por menos de un año.

Firmar el contrato de alquiler

El contrato de alquiler debe ser debidamente firmado tanto por el arrendador como el arrendatario y en muchos casos la aseguradora requiere de la presentación del contrato de alquiler firmado para iniciar los trámites de requisito seguro impago alquiler.

Condición para seleccionar al inquilino más apto

En todo caso, para contratar un seguro de impago de alquiler, las empresas de seguros siempre tienen como requisito que el propietario permita que su posible inquilino sea intervenido mediante un estudio previo de su capacidad de pago.

Los propietarios deben estar de acuerdo con que el estudio permita decidir cuál es el futuro inquilino más apto para firmar un contrato de alquiler de vivienda y que la compañía aseguradora pueda descartar como inquilino a las personas persona que no tengan solvencia económica, ya no están en capacidad financiera para hacer frente a las cuotas de pago por alquiler.

Qué cubre un seguro de vivienda

Las coberturas del seguro de vivienda varían entre una empresa y otra, pero en realidad la mayoría de las veces es insuficiente para hacerle frente a los riesgos que corre el inquilino por impago de las rentas por su propiedad.

READ  ¿Cómo hacer un contrato de alquiler correctamente?

Las coberturas de los seguros de vivienda normalmente están también relacionadas con el modelo del inmueble que se alquila y no en ningún momento se entra el perjuicio de no cobrar la renta mensual prevista cada por el alquiler.

Es por ello, que los propietarios deciden contratar seguro de impago para que los contratos de alquiler vigentes de sus propiedades, cuenten con mayor nivel de seguridad por cumplir con requisito seguro impago alquiler y estar protegido contra eventualidades como la falta de pago de las cuotas pactadas.

¿Qué es el seguro de arrendamiento?

Ante el riesgo de impago el mejor remedio es contratar un seguro de impago con amplia cobertura para proteger la renta de una vivienda en alquiler, que ayuda a tener una economía sana con ingresos seguros.

Es un seguro que se contrae sobre las rentas que se cobran por el alquiler de una vivienda y en la mayoría de los casos es complementario del seguro de hogar, aunque también se pueden contratar por separado.

El inquilino por múltiples circunstancias puede dejar de pagar las cuotas de alquiler y el seguro de impago las cubre, ya que funciona mediante coberturas que incluyen la sentencia de desahucio y los importes de las cuotas pendientes de un inquilino.

Para activar la cobertura de un requisito seguro impago alquiler debe presentarse la acumulación de cierta cantidad de cuotas mensuales impagadas de manera consecutiva por parte del inquilino, ya que el seguro cubre las rentas pendientes convenidas en el contrato, ya que protege al propietario contra esa eventualidad y se responsabiliza por las deudas estipuladas en el seguro.

READ  ¿Quién paga el seguro de impago de alquiler?

Ventajas del seguro de alquiler o de arrendamiento

La protección de un buen seguro de impago de alquiler permite tener protección y tranquilidad al arrendar una vivienda, como uno de los bienes más preciados para un propietario que ha invertido sus recursos financieros para contar con un activo, que muchas veces es su fuente principal o exclusiva para su sustento permanente.

Sin embargo, tener una vivienda de alquiler para contar con el ingreso de su renta para cubrir los gastos ordinarios o extras, siempre genera a los propietarios una serie de riesgos que pueden ser cubiertos al cumplir con el requisito seguro impago alquiler, para adelantarse preventivamente a un problema que suele ocurrir con mucha frecuencia como lo es el impago del alquiler.

El seguro de impago de alquiler permite que los propietarios hagan frente a la situación de falta de pago de sus inquilinos que no cumplen con sus responsabilidades al final del mes y que cuenten con una protección segura con una cobertura convenida en una póliza de seguro contratada con una empresa aseguradora reconocida.

Estos seguros tienen otras ventajas, ya que protegen al propietario contra otros contratiempos muy comunes, como la reclamación por el incumplimiento del contrato, la reparación de posibles daños causados por actitudes vandálicas del inquilino, los gastos del cerrajero y cambios de cerraduras.