¿El seguro de protección de alquiler es efectivo para prevenir los impagos?

El seguro de protección de alquiler no es un producto nuevo en España, se ha popularizado mucho en los últimos años y especialmente ahora con la crisis económica causada por el coronavirus, ya que ha sido diseñado para cubrir los casos de impago de la renta en que incurran los inquilinos, cuando los arrendatarios no pagan el seguro otorga al arrendador la compensación establecida en la póliza.

¿Alquilas un inmueble? Dí adiós a las rentas impagadas y protege tus cobros de arrendamiento desde sólo 49,90€ al año

[wpforms id=”6867″ title=”false”]

Lo que permite a los propietarios de inmuebles mantener los ingresos derivados del alquiler de sus propiedades, además algunas pólizas de seguro de protección de alquiler incluyen coberturas adicionales que permiten contar con asesoramiento jurídico, protección contra actos vandálicos y robo en la propiedad, así como por daños causados a los enseres presentes en el inmueble, bien por los inquilinos o por eventos naturales.

Estas razones han convertido al seguro de protección de alquiler en una alternativa viable y efectiva al aval bancario, ya que además de las ventajas mencionadas este producto ofrece un mayor nivel de seguridad a los propietarios o administradores de inmuebles para alquiler, ya que la empresa de seguros analiza el historial del inquilino para determinar si puede contratar este tipo de pólizas.

seguro de proteccion de alquiler

En caso de que la empresa de seguros no apruebe la póliza a un posible inquilino, el propietario del inmueble tendrá en sus manos la información para decidir si es conveniente o no alquilar el piso o casa sin contar con un seguro de protección de alquiler.

Características resaltantes del seguro de protección de alquiler

Una de las características únicas de este tipo de pólizas es que pueden ser contratadas tanto por el arrendador como por el arrendatario, se considera como tomador al que contrata la póliza, sin embargo, el beneficiario siempre será el arrendador o propietario del inmueble. Por lo que las compañías aseguradoras suelen tener por norma que los pagos de la póliza se domicilien a una cuenta cuyo titular sea el arrendador.

Con ello buscan garantizar que la póliza mantenga su validez y no surjan problemas derivados de retrasos en el pago, por ejemplo si se domicilia en una cuenta del inquilino, podría ocurrir que no se efectuara el pago de la prima por falta de fondos y el arrendatario no se enterara de ello, lo que causaría que la póliza de seguro de protección de alquiler quedara sin efecto, es decir fuese invalidada.

Otro aspecto a considerar es que cuando se disuelve el contrato de alquiler por mutuo acuerdo durante la vigencia de la póliza de protección de alquiler, el seguro no la cancela y se mantiene vigente. En este caso es factible recuperar el importe no consumido de la prima por no existir ningún riesgo para el asegurado, el arrendatario sólo debe solicitar el extorno a la empresa de seguros.

Las pólizas incluyen también un límite en el número de mensualidades a pagar, es decir a percibir por el arrendatario, generalmente este límite es similar a la duración del contrato de arrendamiento, es decir si el contrato es por 12 meses, la cobertura del seguro será de 12 cuotas mensuales.

READ  ¿Cuáles son los requisitos del seguro de impago de alquiler?

Vale resaltar que este tipo de pólizas se adaptan a las posibles contingencias que pueda sufrir el tomador, cuando es el arrendador generalmente indica que la reclamación se realizará por los meses de renta vencida y que están en impago. Mientras que si el tomador es el arrendatario los supuestos cubiertos pueden ser quedar en paro, accidentes e invalidez.

Nivel de efectividad del seguro de protección de alquiler

Una pregunta recurrente en el mundo inmobiliario es ¿el seguro de protección es efectivo para prevenir los impagos?, la respuesta no siempre es muy clara, ya que va depender de la percepción de riesgo que tenga el arrendador y sus necesidades de seguridad del cobro de la renta, en líneas generales un seguro de protección de alquiler ofrece grandes beneficios tanto al arrendador como al arrendatario.

Una de las ventajas para el arrendatario es que le permite evitar requisitos más complejos y costosos, como lo es la firma de un aval bancario, además en caso de entrar en paro la empresa aseguradora pagará el alquiler al arrendador.

Para el arrendador el seguro de protección de alquiler le garantiza que cobrará la cuantía del alquiler, ya que cuenta con el respaldo y garantía de una empresa aseguradora, que además le ayudará a elegir un inquilino que no cuente con un historial negativo de morosidad.

El seguro de protección de alquiler resulta ser muy efectivo, y se convirtió en un elemento de gran valor durante la primera etapa de la pandemia de Covid-19, ya que le permitió a muchos arrendadores prevenir posibles impagos, ya que a pesar que sus inquilinos no pudiesen hacer frente a su obligación de pagar su cuota mensual de alquiler, podían contar con sus ingresos.

READ  Guía definitiva para cobrar alquiler puntualmente

Cómo escoger la póliza de protección de alquiler adecuada

Para garantizar que la póliza de seguro de protección de alquiler sea la adecuada para cubrir las necesidades tanto del arrendador como del arrendatario es necesario revisar todas sus condiciones y coberturas, se recomienda revisar las cantidades de indemnización de cada una de las coberturas, así como la duración de la cobertura de los pagos por concepto de renta impaga.

Por ejemplo, es común que la póliza incluya una cobertura de defensa jurídica, incluso por cuantías altas, supongamos que sea por 10.000 euros, sin embargo, es bueno saber si el arrendatario puede escoger su propio abogado con el mismo límite de cobertura o tiene que aceptar el que la empresa designe.

Una situación similar puede suceder con la cobertura por actos vandálicos, muchos seguros sólo incluyen en la cobertura el continente y no el contenido del inmueble, además hay que verificar el límite máximo de la cobertura.
Por ello antes de tomar un seguro de protección de alquiler es importante revisar todas las cláusulas y condiciones, en caso de tener alguna se puede consultar con un asesor de seguros, así se puede seleccionar un seguro de protección de alquiler que sea realmente efectivo para prevenir impagos.