¿Qué es un seguro de arrendamiento?

El seguro de arrendamiento, es un producto cada vez más utilizado en el mercado inmobiliario por ser una garantía para el arrendador de un inmueble de recibir los valores acordados en el contrato de arrendamiento en caso de que el inquilino deje de cumplir con sus obligaciones, estos valores incluyen.

¿Alquilas un inmueble? Dí adiós a las rentas impagadas y protege tus cobros de arrendamiento desde sólo 49,90€ al año

[wpforms id=”6867″ title=”false”]

seguro de arrendamiento

Una póliza de protección de alquiler es una garantía que respalda al propietario de un inmueble en caso de que se produzca un impago por parte del inquilino, es decir en caso de que no pague las cuotas de alquiler la compañía responsable de la póliza le dará al propietario una compensación equivalente al monto del

 

canon mensual de arrendamiento establecido, lo que la permite mantener su nivel de ingresos.

Por lo general, un seguro de arrendamiento ofrece cobertura contra daños ocurridos en el inmueble, bien sea por vandalismo o robo, así como daños por accidentes y sucesos naturales, además cubre los gastos jurídicos en caso de que propietario deba actuar en las instancias legales contra el inquilino.

Desde hace varios años el seguro de arrendamiento se ha convertido en una alternativa viable al aval bancario, que además ofrece mayores garantías al propietario y se le considera como un valor añadido, ya que la empresa aseguradora se encarga de analizar el historial del posible inquilino para saber si tiene la capacidad financiera para asumir el pago de las cuotas mensuales y es buen pagador.

El seguro de arrendamiento es considerado como una garantía adicional a la fianza establecida en el artículo 6 numeral 5 de la la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), su objeto es garantizar el cumplimiento de las obligaciones de pago de las cuotas de alquiler.

¿Quién paga el seguro de arrendamiento y qué condiciones se exige?

Para contratar una póliza de seguro de arrendamiento, la principal condición es que el propietario acceda a que la empresa de seguros realice un estudio del posible inquilino y apruebe la firma del contrato de alquiler, las aseguradoras se encargan de evaluar la solvencia económica del inquilino, para lo cual exigen los siguientes requisitos básicos:

READ  ¿Quién paga el seguro de impago de alquiler?

La persona que aspira a ser inquilino no debe estar incluido en ningún fichero o lista de morosos.
El monto anual por concepto de alquiler debe ser inferior al 45% del ingreso anual del posible inquilino.
El contrato laboral del arrendatario debe tener una duración mayor a un año.

Las empresas aseguradoras exigen que el propietario del inmueble sea el tomador del seguro de arrendamiento, debido a que este tipo de pólizas constituyen una protección para él, por tanto, al ser el tomador es el responsable por el pago de la prima.

Una de las razones para no aceptar que el inquilino sea el tomador de la póliza de seguro de arrendamiento es que puede dejar de pagar en cualquier momento la prima, con lo que quedarían sin efecto las coberturas que ofrece la póliza, incluso podría llegar a anularse el seguro, lo cual te deja, como propietario del inmueble, sin ninguna protección.

Sin embargo, por las ventajas que ofrece este producto a ambas partes, muchas veces se llega a un acuerdo entre arrendador y arrendatario para el pago del seguro de arrendamiento, pero siempre el tomador debe ser el propietario de la vivienda.

Ventajas de un seguro de arrendamiento

El seguro de arrendamiento es un producto muy bien valorado por propietarios e inquilinos gracias a las grandes ventajas que ofrece entre las que destacan:

Es un medio eficaz para elegir tu inquilino

Al contratar una póliza de seguro de arrendamiento cuentas con una medida de prevención, gracias a que la empresa aseguradora se encarga de hacer un estudio de la solvencia y capacidad de pago del posible arrendatario, así tienes la certeza de elegir un inquilino que presente un riesgo muy bajo de impago, lo que sin duda es un plus a tu favor.
El cobro de la renta está asegurado

La ventaja básica y esencial del seguro de arrendamiento para todo propietario es que tiene asegurado el pago de la renta, bien sea por causas justificadas o no, este tipo de pólizas están diseñadas para ofrecer una protección especial del pago de alquiler.

El límite de meses de cobertura de una póliza de seguro de arrendamiento es flexible, como propietario puedes elegir el número de mensualidades que puedes tener cubiertas, puedes escoger una cobertura de 6, 9 o 12 meses.

READ  La vivienda en alquiler resiste el golpe del coronavirus

Tienes que considerar, por supuesto, que este producto tiene sus costos asociados, lo que se traduce en que una vez sean descontados tales costos, el beneficio neto que obtendrás como tomador de la póliza va ser ligeramente inferior.

No obstante, es un pago pequeño en comparación con la tranquilidad que aporta saber que tienes cubierto el cobro de las cuotas de alquiler, así como otros aspectos que veremos a continuación.

Cobertura sobre cualquier daño a tu vivienda

Además de cubrir el impago de la renta, el seguro de arrendamiento brinda cobertura por daños vandálicos y robos en la vivienda, en caso de que el inquilino o alguno de los otros habitantes o terceras personas causen daños en el casa o piso, bien sea de manera fortuita o intencionada, contarás con una cobertura de acuerdo a lo establecido en la póliza. También cuentas con una cobertura en caso de robo.

Asistencia jurídica garantizada

En los últimos años se ha experimentado un considerable aumento en los precios de alquiler de viviendas, lo que ha influido para que muchos inquilinos fuercen su nivel de ingresos para alquilar una vivienda, lo que ha traído como consecuencia impago de alquiler.

Si cuentas con un seguro de arrendamiento dispondrás de asistencia jurídica para asumir cualquier reclamación ante los órganos legales competentes, los especialistas que asigna la empresa aseguradora se encargarán de realizar en tu nombre todos los trámites necesarios para resolver cualquier posible conflicto.

Cobertura de imprevistos

El seguro de arrendamiento es un producto diseñado para viviendas, por lo que también incluye cobertura sobre algunos imprevistos típicos que pueden ocurrir en pisos y casas, esto permite que cuentes con una tranquilidad extra, sabiendo que tendrás una respuesta inmediata gracias a las siguientes coberturas:

Incendios: La vivienda arrendada queda protegida por cualquier daño ocasionado por incendios, estos daños pueden ocurrir por la acción directa de las llamas o por explosiones en las instalaciones, cada póliza tiene diferentes coberturas y puedes seleccionar la más adecuada a tus necesidades, además también contemplan cobertura por daños causados por la caída de rayos.

Inundaciones, roturas y filtraciones: el seguro de arrendamiento ofrece cobertura por los daños por agua, los cuales están considerados como los daños más comunes en viviendas.

Como propietario puedes contar con una cobertura que te brinda gran tranquilidad ya que cubre los gastos de reparación para este tipo de daños.

Daños por fallas eléctricas: las subidas de tensión y los cortocircuitos pueden causar muchos daños en la vivienda, cuya reparación puede ser costosa. El seguro de arrendamiento te brinda cobertura en caso de que se presenten en la vivienda que tienes alquilada.

Daños por fenómenos atmosféricos: los fenómenos atmosféricos se presentan de manera imprevista y pueden causar graves daños en las viviendas, al contar con un seguro de arrendamiento cuentas con una cobertura que te permitirá asumir los costos de reparación de cualquier daño causado por este tipo de sucesos.

Roturas de lunas, cristales, mármoles y sanitarios: algunos elementos de tu vivienda al estar arrendada son susceptibles a sufrir daños, entre ellos los cristales de puertas y ventanas, los espejos la placa vitrocerámica o de inducción, los sanitarios fijos y los mármoles que formen parte del mobiliario: el seguro de arrendamiento te brinda cobertura para que puedas solventar este tipo de daños.

Opciones para tomar una póliza de seguro de arrendamiento

Tienes varias opciones para tomar una póliza de seguro de arrendamiento, estas son:
Dirigirte personalmente a una aseguradora y pedir el asesoramiento de uno de sus expertos para conocer las diferentes pólizas de seguro de arrendamiento, puedes seleccionar la que más se adapte a tus necesidades y presupuesto, así podrás administrar tu inmueble y tendrás garantizado el pago del alquiler.

Vía online: también tienes la opción de revisar por internet las diferentes opciones de seguro de arrendamiento que ofrecen las empresas de seguros y seleccionar la que mejor te convenga, incluso puedes solicitar el servicio y pagar la prima sin necesidad de tener que movilizarte hasta sus oficinas.

Por medio de una inmobiliaria, si una firma inmobiliaria administra tu piso o casa en alquiler, ella puede encargarse de realizar todos los trámites con la aseguradora que tu inmueble cuente con un seguro de arrendamiento.

READ  Alquiler seguro - servicios y seguros de alquiler

Recuerda que en cualquier caso al momento de tomar una póliza de seguro de arrendamiento la aseguradora validará toda la información suministrada en la solicitud, una vez ésta sea aprobada elaborarán el contrato y luego de firmarlo y de hacer el pago inicial, podrás disfrutar como propietario de todas las coberturas que brinda.